6 mar. 2011

Carnaval de Venecia 2011

VENECIA


Giulietta: Verona
Detrás de las máscaras
sobreviven las sombras,
y el monólogo interior
apresado entre luz y colores
se hace silencio ciego.

Dormidas las conciencias,
ebrias de impunidad, cabalgan
en los vaporettos,
con las crines al viento
sobre el Gran Canal,
balanceándose 
al ritmo de la tempestad.

Y su mirada líquida se prende
-como una aguja-
a la senda fría de su espejo,
en la que los hoteles de lujo 
-disfrazados de strass-
reflejan vanidad.

Un escalofrío me recorre,
siento un leve mareo.
¡¡¡Me falta el aire!!!
Dices que Venecia se mueve 
...y me abrazas.
               
 ¿Tal vez me ataca 
el síndrome de Stendhal?
Estoy flotando,
veo danzar Santa María de la Salute
rodeada por un coro de ángeles.

Enfrente, en lo alto,
las gárgolas de San Marco
Sirmione: Lago de Garda
destilan el néctar lúbrico de la noche
ante la mirada cómplice
del Palacio Ducal.
 
¡¡¡Estamos en Venecia y es carnaval!!!







Piazza Erbe:Verona
 OTRA NOCHE

Ponte de Pedra: Verona
Ante tanta belleza
me duele la mirada,
recostada en la hierba,
y hasta me duele
la leve espuma
de los mares,
el silencio del cielo,
y el color de las flores. 

A la luz de las velas,
con destellos de fiesta,
diáfanos, sin armadura,
nos retiramos
-por hoy es suficiente-.

El rocío en mi piel,
fresca y dispuesta
como cerezas para tus labios,
Casa de Giulietta: Verona
apagará esa sed
que me habita por dentro
hasta quemarme.

Mientras, en el suelo,
dormirán esta noche
las máscaras, 
porque no necesito
dejar de ser quien soy
para tenerte.

Y una vez más,
en la alcoba, se extenderá
a nuestros pies,
como una alfombra,
la senda del bosque rojo 
en el que tantas veces
nos perdimos
en su profundidad,
entre sus hojas...




4 comentarios:

Anónimo dijo...

Unas fotos magníficas ... buena poeta, buena pintora y estupenda fotógrafa. Qué envidia haber estado en Venecia.

Abrazos

Carlos

Anaís Pérez Layed dijo...

Gracias por tanta amabilidad Carlos, las fotos son de mi marido y mias.

Anónimo dijo...

Qué envidia ¡Venecia! Me alegro, ya lo sabes, de este magnifico viaje. Las fotos, preciosas. Un abrazo para Rafa y para ti, querida Anaís.

Anaís Pérez Layed dijo...

No sé a quién tengo que darle las gracias, pero de todos modos gracias por el comentario y por alegrarte.